Fireman Jim Flynn, ¿el hombre que noqueó a Dempsey?

Fireman Jim Flynn

Por Tomás Hermán.

Jack Dempsey es reconocido como un icono de los pesos pesados en la historia del pugilismo. Sin duda, con un estilo ofensivo y un martillo en cada mano, llegó a recibir un millón de dólares por combate. Este campeón mundial del peso pesado tenía carisma, y se recuerdan sus victorias ante Jess Willard, Georges Carpentier, Luis Angel Firpo y Jack Sharkey, así como también sus derrotas ante Gene Tunney. Con una mandíbula granítica, Dempsey perdió cinco de sus combates por decisión, y tan solo tuvo una derrota por nócaut ante el rudo Fireman Jim Flynn, quien le noqueó en el primer asalto antes de que Dempsey alcanzase la fama. Pero ¿realmente sucumbió por nócaut aquel 13 de febrero de 1917 o existe algo más que debería tenerse en cuenta además de su palmarés?

Jim Flynn era considerado como un púgil mediocre, poseedor de una fuerte pegada y un estilo muy rudimentario. Aquel día en Utah, Flynn se presentaba con un amplio record cubierto de victorias y derrotas, aunque en su carta de presentación figuraban dos disputas por el título mundial: en 1906 fuen noqueado por Tommy Burns en 15 asaltos, y en 1912 fue el legendario Jack Johnson quien le venció en un aparatoso combate donde Flynn fue descalificado en el noveno episodio por una serie de cabezazos a lo largo de la contienda.

Dempsey, en su caso, no era un púgil conocido por entonces. Tan solo un noqueador que un par de años más tarde mostraría al mundo su grandeza con sus combates por el título mundial. Prácticamente, no se conocía al "Martillo de Manassa". Noqueó, complació, dio espectáculo y también fue vencido, pero nadie llegó a doblegarle como supuestamente lo hizo Flynn. Si realmente era tan duro como demostró posteriormente, ¿qué le ocurrió aquel día para ser derrotado de manera fulminante? ¿fue un nócaut sorpresivo o aquel encuentro estaba "preparado"?

El historiador de boxeo Monte Cox investigó sobre aquel hecho del que no existe filmación alguna y llegó a la conclusión, a raíz de ciertas declaraciones, de que aquel combate pudo estar "preparado" por una suculenta bolsa para Dempsey.

Aunque en biografías posteriores Jack Demspey reconoció que perdió aquella contienda por nócaut, existen algunas contradicciones que hacen pensar lo contrario. Él manifestó que perdió a los dos minutos del primer asalto, y que le pararon la pelea demasiado rápido. Algo que no concuerda con los informes de algunos periódicos.

El 14 de febrero de 1917 el "Pueblo Colorado Chieftain" describió el evento como una derrota de Dempsey cuando éste cayó a causa de un golpe que le alcanzó a los diez segundos de que se dieran la mano, declarando vencedor a Flynn 20 segundos después, y antes de que Dempsey se recuperase.

El 16 de marzo de 1917, en el "Oakland Tribune", Dempsey explicó que tras el cruce de guantes para saludarse en el inicio del evento, Flynn sacó partido y le colocó una derecha a la mandíbula que le mandó a la lona.

En 1920, en el "Chicago Tribune", se realizó un reportaje basado en la vida de Dempsey denominado "Vida y Aventuras de Jack Dempsey" donde se hizo referencia a que el púgil necesitaba el dinero y se dejó vencer por Flynn. Una idea plasmada en el periódico en base a una serie de entrevistas que realizó a tres personas fundamentales que participaron en aquel evento en Utah:

- John Derks, editor deportivo del "Salt Lake Tribune", quien describió que a pesar del golpe terrible a la mandíbula que Flynn conectó a Dempsey, le pareció que aquello fue un "montaje" en el que se decidió poner fin rápidamente.

- Hardy Downing, promotor de boxeo en Salt Lake City, quien se dirigió al Sheriff para referirle que aquel evento tenía algo de extraño, y que le parecía estar "preparado", hecho que dañaría la imagen de su negocio. Para Hardy, Dempsey se tiró al suelo al llegarle aquel golpe, e incluso mencionó la cantidad que se embolsó el púgil por tal hecho, siendo ésta de 500 dólares. Añadió que Dempsey le manifestó posteriormente que necesitaba el dinero y que tenía que conseguirlo de cualquier manera, a pesar de hacer cosas que no debiera.

- Al Auerbach, el tercer manager de Dempsey, declaró que antes del evento, Dempsey entrenaba duro para hacer unos combates donde apenas obtenía 25 ó 40 dólares que servían para pagar la cuenta que su madre debía en el supermercado. Dijo que era una necesidad, y que Dempsey nunca había visto 500 dólares que irían a parar a una familia endeudada. Auerbach también quiso añadir que Dempsey le manifestó que si tuviese la oportunidad de vivir otra vez, jamás volvería a hacer aquello.

Además de estas esenciales declaraciones, existen cuatro puntos a tener en cuenta:

- El primero de ellos es que según "Chicago Tribune" la pelea se demoró unos 45 minutos desde el combate preliminar al estelar, con motivo de una disputa de "última hora" por motivos financieros en la taquilla.

- Segundo, que el promotor de aquel combate fue Fred Winsor, quien disfrutó de una mala reputación, supuestamente por "preparar" combates, como hiciera en 1924 con Tony Fuente y Fred Fulton (el primero noqueó al segundo en el primer asalto con un aura de polémica de tal manera que el público se revolucionó).

- Tercero, las declaraciones de Maxine Cates, la primera esposa de Dempsey, que manifestó que a éste le ofrecieron más dinero por perder que por ganar, con lo que aceptó.

- Y cuarto, que el 7 de junio de 1931 se publicó en "The Milwaukee Journal", concretamente en un apartado denominado "Don´t forget to duck" por Sam Levy, que Dempsey le dijo a un amigo cercano que en aquel combate recibió un golpe, se dio la vuelta y se hizo el muerto. Explicándole que en aquellos momentos se encontraba hambriento y necesitado.

Cierto y curioso a la vez es el hecho de que Dempsey nunca volviera a combatir en Utah desde aquella contienda. Aunque un año más tarde se sacase la espina noqueando a Flynn en el primer asalto, en un evento celebrado en Illinois. Creo que allí no hubo escusas y el "Martillo de Manassa" hizo gala de su apodo. 

Quizás aquel 13 de febrero de 1917 no marcase una diferencia en la trayectoria de Flynn, donde lo más destacado fue la continuación de sus batallas con Sam Langford. Pero pudiera ser que sí hubiese afectado de algún modo a Dempsey, proporcionándole la actitud necesaria tras aquel incidente que le llevase a disputar grandes batallas y a triunfar como uno de los pesos pesados más grandes de la historia del boxeo. Bueno, eso y como él mismo dijo: "Primero hambre, segundo hambre y tercero hambre."