José Gómez, el rival para el debut de "Maravilla" Alonso

Jonathan "Maravilla" Alonso

Por Tomás Hermán.

Jonathan "Maravilla" Alonso, dominicano de nacimiento y nacionalizado español, debutará el próximo día 13 en EEUU tras una interesante carrera como amateur en España. 

A sus 23 años de edad, Alonso se quita la camiseta en un debut por todo lo alto en el BB King Blues Club & Grill de Nueva York tras haber firmado con el promotor Lou DiBella. Con varios campeonatos de España conquistados, Alonso ha sido considerado un integrante efectivo en la Selección Nacional Española. El culmen de su carrera lo logró al participar en los JJOO de Londres 2012, billete que consiguió gracias a su combate con el ucraniano Denis Berinchik en los Mundiales de Baku 2011, quien derrotó por puntos al español para llegar a la final para perderla con el brasileño Everton Lopes. Antes de este paso que dará al profesionalismo, Alonso ya se había despojado de su camiseta anteriormente para lograr hacerse con el Torneo Futuros Campeones celebrado en España demostrando un buen nivel técnico.

El rival que tendrá enfrente es el norteamericano José Gómez de 37 años de edad, quien tiene un palmarés de 3-7 (0 kos). De sus siete derrotas, cuatro de ellas fueron antes del límite, lo que habla por sí solo de su frágil mandíbula. Y sus tres victorias han sido por decisión, lo que pone de manifiesto su escasa pegada. Desde que debutase en 2007 en la categoría superpluma llegó a realizar 8 combates hasta 2011, momento en el que se retiró para regresar el presente año en la categoría superligero con dos derrotas más. 

A pesar del exiguo record de Gómez, éste ha combatido con dos buenos púgiles como son el excontendiente mundial Diego Magdaleno y el sobresaliente prospecto Erick De León, perdiendo con ambos antes del límite. Si bien su técnica es inferior a la del español, también es cierto que ya le ha aguado el debut a un par de debutantes, por lo que hay que tenerle un considerable respeto. Alonso no debe de tener problemas en finiquitar al norteamericano, incluso antes del límite, pues posee más talento, condición y hambre que su rival.