Thomas Williams Jr, el último tren para Campillo

Campillo vs Cloud  (Foto: Esther Lin/Showtime)

Por Tomás Hermán.

El próximo 1 de agosto Gabriel Campilllo tendrá la que pudiera ser su última oportunidad para encaminarse hacia un mundial. Tan solo tiene que batir al invicto Thomas Williams Jr y colocarse en la antesala para disputar tan ansiado título.

Campillo viene de una reciente victoria ante Ricky Pow, pero recordemos que dos de sus últimos combates tras el "robo" que sufrió ante Cloud han sido catastróficos. Evidentemente, se topó con un demoledor Sergey Kovalev en ascenso, quien lo destruyó en tres asaltos. Posteriormente su derrota ante Andrzej Fonfara en nueve asaltos fue más inesperada, puesto que éste venía de hacer menos méritos que el español. Sin embargo, el polaco sorprendió a todos aquella noche, e incluso más tarde demostró tener madera para complicarle la victoria al campeón Adonis Stevenson, quien sufrió para doblegarle en doce episodios.

Por su parte, Williams es un púgil norteamericano de 26 años con marca de invicto 17-0 (12 Kos) y profesional desde 2010, después de una carrera como amateur donde conquistó el Oro en el Torneo Guantes de Oro hasta en 3 ocasiones. Viene de vencer a Enrique Ornelas al que fulminó por nócaut en 3 asaltos. Anteriormente había noqueado a Cornelius White en un vibrante combate donde ambos contendientes cayeron a la lona, y se alzó con el título WBO NABO Semipesado. Quizás los dos rivales de mayor entidad sean estos dos últimos, además de Yusaf Mack y un experimentado Otis Griffin.

El estilo de Williams es más estático que el de Campillo, bastante frontal y con poco movimiento de cintura, por lo que la defensa no es su fuerte. Su mejor baza se sustenta en el poder de sus golpes, no en su velocidad, ya que los prepara con antelación para imprimirles la máxima potencia. Suele utilizar golpes aislados hasta que llega a conectar, momento en que sí realiza combinaciones para finiquitar. 

Campillo, si es que hace uso de su jab y marca el ritmo de pelea que le caracteriza, puede poner en muchos problemas al norteamericano al que supera en experiencia pugilística teniendo mayor número de combates y habiéndose cotejado con rivales de mayor entidad. Sumémosle a esto que tiene mayor altura y envergadura. Solo queda probar si el castigo que ha recibido el español le pasará factura cuando le lleguen las manos de su rival, quien a priori, se presenta más fresco en el deporte de las 16 cuerdas.

En definitiva, buenas perspectivas para el español quien a sus 35 años, tiene la oportunidad de colocarse en una buena posición con este duelo. ¿Volveremos a ver al Campillo de Garay o Cloud?