Pacquiao regresó con dominio absoluto

Pacquiao vs Ríos  (Foto: Getty Images)

Por Tomás Hermán.

El astro filipino Manny Pacquiao venció por decisión unánime en su combate de regreso en Macao ante Brandon Ríos, conquistando el título OMB Internacional welter.

Después de un año de inactividad Manny regresó para desvelar una serie de incógnitas en el aire acaecidas tras su terrible nócaut del año pasado. ¿Estaría listo? ¿Miedo al contragolpe? ¿Falta de confianza en sí mismo? Pacquiao resolvió muchas dudas dejando en evidencia a un peleador como Ríos quien subió con unas diez libras de más al ensogado. El norteamericano hizo lo que se esperaba de él, con un estilo frontal intentando cortar el paso al filipino para conectarle potentes golpes en la distancia de la verdad, pero Manny es mucho Manny. Desde el inicio hasta el final de la contienda se desplazó con rapidez e inteligencia para enlazar una serie de combinaciones que disiparon todo ataque de su rival. Entrando y saliendo, Pacquiao hizo uso de los ángulos para lanzar su artillería en ráfagas apuntándose prácticamente todos los asaltos, como reflejaron las tarjetas al término de la pelea.

Según manifestaciones del propio Manny, éste no quiso arriesgar con el trabajo realizado ya que intentó noquear a su adversario pero no pudo con su fortaleza. Claro está que hay que recalcar que el filipino no mostró su lado más agresivo, ese con el que perseguía a sus rivales con un ritmo infernal destruyéndoles con sus combinaciones, pero que también le llevó a recibir aquel terrible nócaut por parte de Márquez. Algo ha cambiado en Manny. Estuvo más reservado en cuanto a esa actitud pero lució inteligente al sacar partido de sus facultades para la victoria. Así se alzó con el triunfo sin recibir castigo. ¿Pero qué ocurrirá cuando vuelvan a conectarle seriamente de nuevo? Eso aún está por desvelar, quizás ante su siguiente rival. Por lo pronto, el astro filipino vuelve al Top Ten. Manny está de vuelta.