Klitschko acabó con su amenaza número uno

Wladimir Klitschko  (Foto: Getty Images)

Por Tomás Hermán.

El ucraniano Wladimir Klitschko venció al invicto ruso Alexander Povetkin por decisión unánime convirtiéndose en poseedor de todas los cinturones de la division OMB, AMB, FIB y OIB, a excepción de el del CMB en poder de su hermano Vitaly.

En un duelo de campeones olímpicos, Wladimir volvió a demostrar que sigue siendo el número uno indiscutible del peso pesado y que continua dominando la categoría. Povetkin no pudo encontrar su distancia y conectar al gigante ucraniano, quien hizo uso de su envergadura y altura para mantener alejado a su oponente con tan solo alargar su izquierda. Cuando el ruso se acercaba Wladimir se le echaba encima para evitar el golpeo en corta distancia, lo que dio lugar a un combate inteligente por su parte aunque poco vistoso para el público aficionado.

Klitschko se apuntó casi todos los asaltos, contando que mandó a la lona al ruso en el segundo y volvió a hacerlo en tres ocasiones más en el séptimo, donde parecía que se acabaría la contienda. Povetkin, quien nunca antes había experimentado la sensación de doblar la rodilla como profesional, se mantuvo en pie hasta el final.

Wladimir acaba así con su combate que apuntaba más difícil y se mantiene a la espera de la nueva oleada norteamericana. Se presume complicado destronar al ucraniano quien queda con un palmarés de 61-3 (51 Kos).