Mayweather y Canelo, en peso y listos para "The One"

Mayweather vs Canelo  (Foto: Getty Images)

Por Tomás Hermán.

Floyd Mayweather y Canelo Álvarez en peso y listos para su enfrentamiento de esta noche por el título mundial superwelter CMB/AMB en Las Vegas.

El mundo del boxeo se paraliza en el día de hoy. Floyd Mayweather boxea y ante un rival de excelente calidad e invicto al igual que él. A sus 36 años, Floyd atesora un record de 44-0 (26 Kos), es pentacampeón mundial y ya lleva 17 años como invicto. Se dice muy rápido pero son muchos los peleadores de calidad a los que se ha enfrentado el de Grand Rapids, y hasta día de hoy se le ha dado vencedor.

Desde que el búlgaro Serafim Todorov le privase de llegar a la final en los JJOO de Atlanta 96, Floyd se propuso no volver a bajar derrotado de un cuadrilátero y así lo ha hecho. Aquella derrota fue por tan solo un punto, 10-9, y muchos pensaron que el americano había ganado la pelea por lo que aquella decisión fue tomada por sorpresa. Como curiosidad, Todorov, tres veces campeón mundial amateur, perdió la final con el tailandés Somluck Kamsing.

Ahora Mayweather ha conseguido todo lo posible en el profesionalismo y a su edad aún sigue siendo considerado el número uno libra por libra. Es inteligente, hábil, marrullero, escurridizo, y tiene la mejor defensa del mundo. Su adversario siempre cree que puede alzanzarle, pero utiliza magistralmente sus hombros y sus codos para desenvolverse de cualquier ataque. Y si no le interesa se desplaza suavemente para salir de la distancia de tiro. En categorías superiores ha perdido contundencia, pero aún así sigue haciendo daño. Su estrategia se basa en golpear y no ser golpeado como define literalmente el noble arte del boxeo. No es un peleador castigado pues no se caracteriza por ir a la guerra, y es por lo que a muchos aficionados no les gusta su estilo. Pero hay que reconocer que es todo un boxeador que está haciendo historia tanto por su talento pugilístico como por su carácter fuera del cuadrilátero.

Esta noche tendrá frente a él a un joven de 23 años con un record de 42-0-1 (30 Kos) dispuesto a comerse el mundo. Saúl es un púgil muy fuerte, con una buena defensa y rapidez en sus combinaciones. Aun teniendo casi los mismos combates que Floyd, su experiencia es mucho menor si sumamos la carrera amateur del americano y la calidad de sus oponentes. Pero Sául cuenta con una motivación importante y tiene en sus puños la capacidad para cambiar la dirección de un combate. Su solidez y consistencia en el peso están a su favor aunque haya dado el límite del peso pactado para la contienda, 152 libras por 150,5 de Floyd, y si plantea correctamente su estrategia podría dar una sorpresa. Su misión es presionar a Floyd y lanzar golpes desde todos los ángulos posibles al cuerpo para minar su resistencia. Hipotéticamente, una vez fijado el americano sería más vulnerable, aunque hay que reconocer que éste se defiende perfectamente también con su guardia sin tener que desplazarse. 

Las previsiones ponen a Floyd por delante del Canelo con una victoria por decisión. Es lo más evidente, contando con su su experiencia y su falta de contundencia en el peso. Habrá que estar atento a las combinaciones del Canelo, que si no se descompone ante la magnitud del evento, hará uso de su velocidad y pegada. Y en el caso de que enganche a Floyd como hiciera Mosley o Corley en sus respectivos enfrentamientos, tendrá que aprovechar la oportunidad para vaciar sus cartuchos para entrar en la historia infringiendo una derrota antes del límite al boxeador más grande de los últimos años. Difícil pero no imposible.