Chávez Jr por debajo de las 173 libras

Chávez Jr vs Vera  (Foto: Chris Farina/Top Rank)

Por Tomás Hermán.

Julio César Chávez Jr y Brian Vera se encuentran en el peso pactado de última hora para su combate de esta noche en California, EEUU, marcando 172,4 Chávez y 171,2 Vera.

En su regreso a los cuadriláteros después de un año de inactividad tras la sanción por el positivo de marihuana en su combate con "Maravilla" Martínez, Chávez Jr escogió a Brian Vera como rival para un combate sin título en juego. Lo que estaba previsto que fuera un evento a 12 asaltos en las 168 libras se ha transformado a última hora en uno a 10 vueltas y en 173 libras. Estamos hablando del peso semipesado, dado que Junior no ha podido bajar a las 168, según sus manifestaciones puesto que no era necesario exprimirse tanto si no había un título a disputar.

Se presenta complicado la vuelta del mexicano al peso medio, incluso con una revancha ante su verdugo argentino, aunque manifieste que se esforzaría por bajar de categoría. Chávez tiene mucho cuerpo para el peso medio y ahora intentará el título en supermedio. 

Brian Vera viene en ascenso tras resurgir de su derrota ante Lee en combate de revancha. Desde 2012 ha conseguido cuatro victorias, significando la de Sergio Mora por decisión y las dos últimas este año frente a Serhiy Dzinziruk y Donatas Bondorovas antes del límite. Se encuentra en un buen momento, fuerte y con confianza. De las seis derrotas en su record de 23-6 (14 Kos) tan solo dos han sido por nócaut, mostrando a priori un buen encaje. Su estilo es ofensivo, algo tosco, y su punto fuerte se encuentra en sus series de golpes volados que lanza con potencia.

El combate será una dura batalla donde probablemente Chávez saldrá con las manos en alto tras duros intercambios. El mexicano tiene mejores cartas en su poder contando con una pegada considerable y un perfecto encaje. Su trabajo al cuerpo es muy eficiente, y en la corta distancia puede sacar partido y anular los volados de Vera. 

La cuestión del peso será la incógnita para los siguientes combates del mexicano. Aunque luce muy fuerte se supone que podrá bajar esas cinco libras y enfrentar a los mejores en 168 libras, porque dudo que baje a las 160 por un enfrentamiento con Canelo y que éste quiera subir de sus 154. Así que esto deja vía libre para grandes peleas ante Ward o Froch, y que se presentan muy complicadas para el Hijo de la Leyenda.