Kovalev, el implacable ruso ya es campeón mundial

Cleverly vs Kovalev  (Crédito: Scott Heavey)

Por Tomás Hermán.

Sergey Kovalev noqueó al invicto británico Nathan Cleverly en tan solo cuatro asaltos, arrebatándole el título del mundo del supermedio OMB en su tierra.

Kovalev es un púgil tremendo en ascenso que está pasando por encima de todos sus rivales de manera drástica. En este duelo de invictos Cleverly poco pudo hacer, puesto que desde el sonido de la campana el ruso puso el turbo y empezó el castigo. Es letal en los primeros asaltos y coge la distancia en breve para no dejar de colocar combinaciones y doblar con golpes potentes que sus rivales pudieran subestimar pero que pasan factura en los primeros asaltos. Así Cleverly, con una guardia de escudo, blocó muchas combinaciones, pero fue atropellado por el aluvión ruso que le conectó bien en el tercero, mandándolo a la lona en dos ocasiones y siendo salvado literalmente por la campana. El castigo que recibió fue para no salir al cuarto, pero su esquina parece que decidió que siendo un invicto y por un campeonato mundial  en su tierra, tuviera que regresar al matadero. Duró unos segundos hasta que el árbitro decretó el nócaut técnico.

Aquí hay un púgil de calidad que ya atesora un 22-0-1 (20 Kos). Desde que vapuleó a Campillo como un pelele y de igual manera ahora ha hecho lo propio con Cleverly, merece todo el respeto de la categoría. De hecho, ni el campeón europeo Brahemer, ni los campeones mundiales Stevenson ni Shumenov tienen muchas bazas para vencerle. Si alguien merece su atención es el Señor Hopkins. Que por su experiencia podría complicarle su ímpetu y poderío de los primeros asaltos. El ruso solo ha hecho en una ocasión ocho asaltos y en otro seis. ¿Tendrá gasolina a ese ritmo para doce? Veamos si el siguiente puede pasar de las primeras rondas.