Danny Jacobs está de vuelta

Jacobs vs Lorenzo  (Crédito: Al Bello/Getty Images)

Por Tomás Hermán.

Daniel Jacobs noqueó en el tercer asalto a Giovanni Lorenzo y se proclamó Campeón Continental de las Américas del peso medio en Nueva York.

Danny jacobs, aquel tipo que fue noqueado por Dmitry Pirog en 2010 en su chance mundialista y que padeció un tumor que estuvo a punto de dejarle en silla de ruedas para toda la vida acaba de conseguir una de sus mejores victorias. Y es que no es nada fácil noquear a un púgil como Lorenzo, quien nunca había perdido antes del límite. El dominicano venía con cinco derrotas por decisión ante púgiles de notable entidad como Hassan N'Dam N'Jikam, Felix Sturm, Sebastian Sylvester, Raul Marquez y Sam Soliman. Todos campeones mundiales a excepción del último.

Era un combate complicado para Jacobs y su prueba de fuego tras su vuelta después de tres victorias consecutivas por la vía rápida ante rivales decentes. Pero Lorenzo venía a noquearle. Con un estilo agresivo, el dominicano intentó centrarle para acertar con un golpe de nócaut. Confiado en sus posibilidades intentó arrinconar a un Jacobs que mostró buenos desplazamientos como de costumbre y que hacía buen uso de su izquierda para tomar la distancia y poder conectar su derecha con contundencia. En el tercer asalto llegó con nitidez al dominicano y no dudó en ir a cambiar golpes con él, arriesgando y acertando con una potente combinación que dejó a Lorenzo totalmente fuera de combate con un brutal nócaut.

Jacobs se mostró en distancia, con buena defensa y determinación a la hora de la verdad ante un púgil de primera serie que ha disputado el mundial en varias ocasiones y complicado a más de un campeón. Ya se encuentra listo para dar el salto al título mundial. ¿Pero con quién? Barker problamente sería el más asequible, aunque quizás ahora a él no le interesase. Golovkin viene cortando cabezas, mucho más rodado y fuerte que nunca. Y con "Maravilla" recuperándose, Quillin sí sería una buena aunque dura opción. Sea con quien sea, de lo que no hay duda es que Jacobs está de vuelta.