Curtis Stevens, la nueva víctima de Golovkin

Curtis Stevens  (Foto: Mary Altaffer/AP)

Por Tomás Hermán.

El durísimo pegador kazajo Gennady Golovkin expondrá su corona del peso medio versión AMB/OIB ante el aspirante norteamericano Curtis Stevens el próximo 2 de noviembre en el Madison Square Garden de Nueva York.

La primera oportunidad de disputar un mundial para Stevens va a ser un auténtico reto. Nada más y nada menos que el invicto kazajo que viene poniendo fuera de combate a todo aquel que se cruza en su camino. A Golovkin, invicto en 27 peleas con 24 nócauts, no le aguanta nadie en pide desde 2008: Ouma, Proksa, Rosado, Ishida, Macklin... Excelentes púgiles que no han soportado la dureza de los golpes del campeón medio.

Stevens tiene un record de 25-3 (18 Kos) y desde su regreso el año pasado ha ganado los cuatro combates que ha disputado, tres de ellos antes del límite. Parece que ha subido como la espuma después de un periodo de inactividad desde 2010 a 2012 tras sus derrota ante Jesse Brinkley. Luce muy fuerte y trabaja para el espectáculo, lo que se traduce en que será un combate devastador por el título del mundo que no beneficia al norteamericano si piensa ir al intercambio de golpes, ya que su defensa es permeable y no posee el punch del campeón. Tan solo Marcos Primera le ha vencido antes del límite, aunque también le vimos caer ante Thomas Reid, si bien es cierto que se reincorporó y le venció por nócaut técnico. Tampoco le importó ir a la guerra sin contemplaciones con un pegador como Saúl Román, y con esa actitud tiene pocas opciones ante Golovkin. Pero esas son las únicas con la que puede jugar, ya que técnicamente el kazajo es muy superior y le dominaría en los doce asaltos. De lo que no hay duda es que será un combate muy atractivo para el aficionado por la intensidad con la que se vivirá en el Madison Square Garden de Nueva York, territorio del retador neoyorkino.