Iván Ruíz Morote disputa esta noche el título de la Unión Europea en Francia

Morote y Valenciano  (Crédito: Facebook)

Por Tomás Hermán.

El español Iván Ruíz Morote disputará esta noche el título Pluma de la Unión Europea ante el francés Sofiane Takoucht en Ardennes, Francia.

Takoucht tiene 27 años de edad y es profesional desde 2006 ostentando un record de 27-2 (12 Kos). Realiza la primera defensa del título que conquistó ante Davide Dieli por decisión el pasado mes de noviembre. Ya fue Campeón de Europa en 2010 ante Oleg Yefimovych, para perderlo posteriormente con Alexander Miskirtchian. Ésta y otra derrota ante Guillaume Frenois son las dos únicas en su record, ambas por puntos. Viene de vencer por puntos a Thomas Barbier en su último combate celebrado en abril.

Morote tiene 33 años de edad y es profesional desde 2005 ostentando un record de 16-3 (7 Kos). Campeón de España Pluma y Campeón CMB Latino, ya ha disputado este título de la Unión Europea anteriormente, en aquella ocasión del peso supergallo ante Joaquín Céspedes perdiendo antes del límite. Tiene dosderrotas más, ante Escalona por puntos y ante un peligroso Kid Galahad en diciembre por nócaut técnico. Viene de vencer por puntos a Ryan Peleguer el pasado mes de marzo.

Difícil papeleta la del español para el combate de esta noche en casa de su rival. Takoucht es más experimentado, con un buen encaje como acreditan sus dos derrotas por puntos, y con una peligrosa izquierda recta aunque no sea un noqueador. A este zurdo, le gusta pegar al cuerpo y utiliza una guardia cerrada que combina con un breve balanceo para llevar a cabo su estilo ofensivo. Morote también tiene un estilo ofensivo, aunque es más agresivo que el del francés. A diferencia de éste, tiene una defensa más deficiente, lo que le hace un blanco vulnerable a los ataques de contra. Aunque Iván no es un gran encajador, la potencia del francés no es de eminente contundencia y, dependiendo del estado físico de Iván, éste puede darle mucha guerra, porque lo que no se le puede negar al español es su gran corazón en el cuadrilátero, y su predisposición a dar el todo por el todo. Y esto es un punto a su favor: motivación.