Froch y Kessler, en peso para la unificación de los supermedios

Kessler vs Froch   (Crédito: Getty Images)

Por Tomás Hermán.

Carl Froch y Mikkel Kessler se encuentran en peso para su enfrentamiento de esta noche en Londres donde unificarán los títulos mundiales supermedios FIB y AMB.

Combate de revancha para los mejores supermedios de la actualidad con el permiso de Andre Ward. En abril de 2010 se enfrentaron por el mundial CMB en poder de Froch quien lo perdió por Decisión Unánime en una pelea espectacular. Tienen en común que ambos son campeones mundiales, y que participaron en el Torneo Super Six, donde fueron eliminados por Andre Ward, uno de los mejores libra por libra del mundo. Desde entonces no han perdido ningún combate. Kessler desde 2009 y Froch desde 2011.

Froch es inglés, tiene 35 años y un record actual de 30-2 (22 Kos) desde su debut en 2002. Conquistó su título actual en mayo de 2012 noqueando al hasta entonces invicto Lucian Bute, y lo ha defendido en noviembre del año pasado ante Yusaf Mack por fuera de combate, siendo esta su última pelea.

Kessler es danés, tiene 34 años y un record actual de 46-2 (35 Kos) desde su debut en 1998. Conquistó su título actual en su último combate donde noqueó a Brian Magee, en diciembre del año pasado. Sus únicas derrotas, ante el gran Joe Calzaghe y ante Ward, ambas por decisión.

Sin duda una revancha explosiva ante lo mejor de lo mejor. Los dos son encajadores y les pesa la mano. Froch quizás con un estilo algo más tosco que el de Kessler pero muy efectivo. El inglés se caracteriza por su dureza y resistencia, mientras que el danés se define por su técnica aunque no le importa ir a cambiar golpes como ya hiciesen anteriormente. Froch ha realizado 5 combates desde el primer combate, encontrándose entre sus rivales Arthur Abraham, Andre Ward y Lucian Bute. Kessler solo ha realizado 3 con púgiles de menor entidad como Bouadla, Green y Magee. Pudiera ser que el inglés viniese con mayor fortaleza moral de la que le caracteriza y pudiese desnivelar la balanza de la gran batalla que les espera hoy.