La mano que robó el sueño cubano


Por Tomás Hermán.


20/03/11. El sueño cubano de proclamar un campeón mundial del peso pesado se desvaneció en la noche de ayer en un instante. En disputa del cinturón WBC, Solís no pudo continuar tras recibir un golpe de derecha del campeón ucraniano en el primer asalto.

Vitaly Klitschko, tuvo un récord amateur de 195-15. En 1995, consiguió la Medalla de Plata en el Campeonato del Mundo y Medalla de Oro en el Campeonato del Mundo Militar. Como profesional se proclamó Campeón de Europa ante Mario Schiesser y Campeón Mundial WBO ante Herbie Hide, y posteriormente Campeón de Europa ante Timo Hoffmann y Campeón Mundial WBC ante Corrie Sanders. Sus derrotas, una por abandono ante Chris Byrd y otra por KoT ante el británico Lennox Lewis.

Odlanier Solís, tuvo una brillante carrera amateur. Entre sus logros se encuentran La Medalla de Oro en Campeonato del Mundo Junior 1998, Campeón de los Juegos Panamericanos 1999 y 2003, Oro en el Campeonato del Mundo 2001,2003 y 2006, Oro en los JJOO Atenas 2004 y 6 veces Campeón de Cuba. Increíble. Como profesional se proclamó Campeón WBC Internacional y WBA Fedelatin.

En el peso pesado, ningún cubano había conseguido proclamarse Campeón Mundial y este era el momento del olímpico Solís. Con una corta carrera como profesional, le llegó su oportunidad ante el gigante ucraniano, estando a favor en las apuestas el campeón. Todo preparado para que el Lanxess-Arena en Alemania fuese testimonio del acontecimiento. Y suena el gong de la campana. Solís se desplaza con suavidad por el ring, con una guardia alta bien cerrada que bloquea los largos jabs del ucraniano. Puntualmente lanza su derecha por encima del hombro del campeón llegando a explotar en su rostro. Vamos bien. Solís está en distancia y puede alcanzar al coloso. Da un paso adelante con una combinación de golpes y el campeón da un paso atrás para conectar un golpe que aterriza en la cabeza de Solís. Un solo golpe en el asalto. El título se quedaba aquí. El cubano no puede levantarse porque sus piernas ya son de trapo. Posiblemente incluso se lesiona con la caída, y aunque intenta incorporarse no mantiene el equilibrio. La tristeza invade Cuba.

Ánimo, Solís. Somos muchos los que aún confiamos en tus posibilidades.